martes, 5 de diciembre de 2006

TIPOS DE ASESINOS EN SERIE



Modus Operandi del criminal: organizado o desorganizado

Clasificación por método del crimen
Los agentes de la autoridad especialistas en asesinato serial han establecido que existe una característica fundamental en la forma de cometer el asesinato, que determina la existencia de dos tipos de asesino: el organizado y el desorganizado. La mayoría de los asesinos seriales son organizados (3/4) del total de casos; esto porque usualmente su inteligencia esta por encima del promedio. El resto, los desorganizados, son criminales solitarios en extremo y sus crímenes muestran una irreprimible frustración, se da por sentado que tienen un bajo nivel intelectual e inclusive padecen de algún desorden mental. Esto último sucede, a la par de que son ya sociópatas.

Método del asesino organizado (Gacy, Bundy por ejemplo):

Se transporta a la escena del crimen en automóvil de modelo reciente, mismo que usará para después llevar a la víctima viva o muerta.
Ya he descrito brevemente las etapas del ciclo. Pero podemos resumir que el asesino planea detalladamente el crimen y se acostumbra rápidamente a la dinámica.
Lleva consigo el instrumental para matar (cuerda, esposas, cloroformo, etc.)
La violación y tortura ocurren antes del asesinato, para gratificación del psicópata.
El crimen resulta un proceso alargado con el propósito de realizar la fantasía del criminal.
El criminal queda consciente de que el asesinato deja evidencia de sus acciones, por lo que tratará de esconder o destruir las posibles pistas.
Esconde, entierra o destruye el cuerpo de la víctima, para evitar o alargar su posible captura.
El asesino puede en un futuro interesarse en el crimen (por él mismo cometido) participando en las pesquisas de la policía o llamando a las hot lines dispuestas para los familiares de las víctimas.
Método del asesino desorganizado (Berkowitz, Chase):

Usualmente llega y se va de la escena del crimen caminando, aunque también puede llegar en auto, pero éste esta en mal estado.
El asesinato ocurre, "al calor del momento". No hay la exhaustiva planeación para cometer el crimen.
No carga con un el clásico kit de herramientas para matar, tal vez use sus manos o alguna arma punzocortante. Tal vez también use una pistola.
No existe contacto con la víctima hasta que el fatídico momento ocurre.
El ataque del asesino será furioso y decisivo. La víctima recibirá rápidas heridas que serán desde un principio mortales.
Este tipo de asesino no se interesa por la evidencia que queda después del crimen. Simplemente se marchará sin mayores consideraciones.
No se interesa por esconder el cuerpo de la víctima a quien deja donde haya muerto.
El asesino puede cometer canibalismo con el cadáver, e inclusive tomar "souvenirs" para apaciguar su fetichismo.
Después del asesinato, no se interesará gran cosa por el asunto y tenderá a olvidar el incidente.






• Asesinos organizados, tienen usualmente mucha inteligencia y planifican sus crímenes muy metódicamente, por lo común secuestran a las víctimas, matándolas en un lugar y deshaciéndose de ellas en otro. Con frecuencia engañan a las víctimas con estratagemas, siendo atractivos por su simpatía. Por ejemplo, Bundy se ponía en el brazo un molde de yeso falso, pidiéndo a las mujeres que le ayudaran a llevar unos libros hasta su carro, donde las golpeaba duramente hasta dejarlas inconscientes. Otros tienen como objetivo específico a las prostitutas, quienes tal vez van voluntariamente con el asesino serial, creyendo que es un cliente cualquiera. Estos tipos de asesinos, tienen un alto grado de control sobre la escena del crimen, y generalmente conocen bien la ciencia forense que los habilita para cubrir sus huellas, tal como enterrar el cuerpo o cargarlo hasta un río para hundirlo. Ellos siguen escrupulosamente sus crímenes en los medios de comunicación, y muchas veces se enorgullecen de sus acciones, como si fuesen grandiosos proyectos. El asesino organizado es habitualmente muy sociable y tiene amigos y amantes, muy a menudo hasta esposa e hijos. Son el tipo de persona que cuando son capturados, son descritos por los conocidos como "un tipo agradable" quien "no podría ni lastimar a una mosca." Algunos asesinos en serie se esfuerzan por hacer sus crímenes difíciles de descubrir, como por ejemplo falsificando notas de suicidio. El caso de Harold Shipman, un médico de cabecera británico, es ligeramente inusitado, en el que su posición social y ocupación eran tal que le permitía simular las muertes de sus víctimas, considerando que morían por causas naturales; entre 1971 y 1998 mató por lo menos a 250 de sus pacientes más viejos; y hasta muy poco antes de ser descubierto aún no se sospechaba que cualquiera de sus crímenes haya sido premeditado.


• Asesinos desorganizados son repetidas veces de poca inteligencia y cometen sus crímenes impulsivamente. Mientras que el asesino organizado saldrá específicamente a cazar a la víctima, el desorganizado matará a alguien cuandoquiera que la oportunidad surja, contadas veces se molestará en deshacerse del cuerpo, dejándolo en el mismo lugar en que encontró a la víctima. Usualmente llevan a cabo ataques "sorpresa", saltando sobre sus víctimas sin previo aviso, y típicamente ejecutarán ritos que creen necesarios hacer, una vez que la víctima está muerta (por ejemplo, necrofilia, mutilación, canibalismo, etc.). A menudo no son sociales, teniendo pocos amigos y pueden tener un historial de problemas mentales y ser referidos por sus conocidos como excéntricos o hasta "un poco extraño." Tienen poca consciencia sobre sus crímenes y puede que bloqueen los recuerdos de sus asesinatos.
Un número significante de asesinos seriales muestran ciertos aspectos de los dos tipos mencionados, aunque las características de un tipo dominan. El comportamiento de algunos asesinos declina de ser organizado a desorganizado, según sus homicidios continúan. Cumplimentan cuidadosa y metódicamente los asesinatos al principio, pero conforme su compulsión se sale de control, dejan de dominarse volviéndose descuidados e impulsivos.


También podemos clasificar a los asesinos seriales organizados y no organizados bajo una serie de características de su juventud.

Asesino organizado:
• El padre tenía un empleo estable y adecuado.
• El asesino no era una persona disciplinada.
• Tenía un comportamiento desconcertante, fácilmente externa enojo, frustración y miedo.
• Era considerado del lado de "los chicos malos", identificado como chico problema.
• Era bueno para la escuela o el trabajo, pero no podía terminar una ni permanecer en el segundo
• Puede ser alguien de extremada inteligencia.
Asesino desorganizado:
• El padre no tenía trabajo estable.
• Muy mala disciplina.
• La familia estaba hundida en problemas de alcohol, drogas o enfermedades crónicas, etc.
• El asesino resultaba ser silencioso, internalizando su furia, enfado y miedo.
• Generalmente tiene muy baja inteligencia.
• No terminó la escuela, por lo terrible que era para los estudios.